El Certificado de Eficiencia Energética es un documento que informa sobre las características energéticas de un inmueble. Gracias a él podremos conocer el consumo anual de energía necesaria para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de ocupación y funcionamiento, incluidas la producción de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación. Con él sabremos cómo de eficiente es su inmueble y si puede hacer algo para reducir el gasto energético del mismo y ahorrar en la factura energética.

Con fecha cinco de Abril de 2013 se aprobó el Real Decreto que obliga a la Certificación Energética de las viviendas y locales existentes que se pongan a la venta o en alquiler. A partir del 1 de Junio de 2013 todos los inmuebles a la venta o en alquiler deben exhibir a los interesados su Etiqueta y su certificado energético registrado en la Consejería de la Vivienda. 

 

La información de este certificado se resume en una etiqueta energética. Es similar a la que estamos habituados a ver en los electrodomésticos. Con un código de color clasifica los inmuebles según una escala que va de la categoría más alta, la “A” (menor consumo), a la más baja, la “G” (mayor consumo). 

 

La información de este certificado se resume en una etiqueta energética. Es similar a la que estamos habituados a ver en los electrodomésticos. Con un código de color clasifica los inmuebles según una escala que va de la categoría más alta, la “A” (menor consumo), a la más baja, la “G” (mayor consumo).